‘Seis y medio’ es un fascinante y divertido fresco de realidad.

Israel Calzado López escribe sobre Cristina Rojas en Seis y medio para la proyección que tuvo lugar en los premios al cine independiente Blogos de Oro:

Si ha habido una constante entre los cuatro baratometrajes de ficción ha sido el tema de la soledad como leit motiv. Pero lejos de la mirada perdida de ‘Julie’, las mentiras guionizadas de ‘Madrid, above de Moon’ o la perversidad impostada de ‘La madriguera’, Julio Fraga apuesta por la naturalidad, la frescura, la cotidianidad, el día a día a veces emocionante, a veces doloroso, de una pareja que se quiere pero no se ama, conscientes de que su relación se basa en el miedo a estar solos y de la carga que ambos llevan de relaciones anteriores rotas recientemente.

Lejos de artificios y maniqueísmos, ‘Seis y medio’ es un fascinante y divertido fresco de realidad lleno de diálogos ágiles y situaciones tan complejas como verosímiles. Una cinta en la que el todo supera a la suma de sus partes. Curioso, no es teatro ni la puesta en escena está teatralizada, pero me encantaría ver a estos dos maravillosos actores representando este libreto sobre un escenario.

Lo mejor: La química entre los actores Homero Rodríguez Soriano y Cristina Rojas, actriz de quien me declaro fan incondicional desde ya. Lo peor: Su escasez de escenarios en exteriores puede llegar a cansar un poco.

Puedes leer el artículo completo, aquí.

Compártelo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp